INTRODUCCIÓN AL LIBRO DE DANIEL

 

El libro de Daniel es, en su mayor parte una historia profética de los poderes gentiles mundiales desde reinado de Nabucodonosor a la segunda venida de Cristo. Daniel da énfasis a la soberanía con relación a los imperios gentiles mundiales, y revela a Dios como el que domina y gobierna en sus asuntos, hasta el tiempo de la resurrección de éstos a la venida de su Hijo.

La visión es la de un Dios que todo lo rige, omnisciente y omnipotente, de reyes que reina y pasan, de dinastías e imperios que surge y caen, mientras que Dios, en su trono en cielos, rige sus movimientos.

El tema de Daniel puede resumirse de esta manera: Dios revelado como el que domina el levantamiento y la caída de los reinos de este mundo hasta su destrucción final, estableciendo su propio reino. Debido a sus muchas visiones, se le ha llamado al libro de Daniel “el Apocalipsis del Antiguo Testamento”.

El libro de Daniel fue escrito en dos idiomas:

·         Hebreos: 1:1 al 2:3 y 8:1 al 12:13 son secciones en las cuales se tratan asuntos relacionados principalmente con el trato de dios con su pueblo Israel.

·         En arameo 2:4 al 7:28, y se refiere mayormente a profecías concerniente a los imperios mundiales y el trato de Dios con los gentiles.

El libro de Daniel se divide en dos secciones:

1. La primera, (capítulo 1- 6) es predominantemente histórica, pero también contiene visiones, figuras hechos y mensajes de carácter profundamente apocalíptico. En esta  primera seccione sobresale:

·         Los eventos relacionados con la primera deportación de Judá a Babilonia, de la cual formaron parte Daniel y sus compañeros.

·         En el capítulo 2, el profeta describe el sueño del rey Nabucodonosor, en el se empieza a vislumbrar la revelación divina acerca de los cuatro imperios mundiales: Babilonia, Medo-Persa, Grecia y Roma hasta el anticristo.

·         En el capítulo 3 se describe el milagro de los tres hebreos y el horno del fuego.

·         En el capítulo 4 se narra el enaltecimiento, la humillación y la restauración del rey Nabucodonosor.

·         En el capítulo 5 se informa acerca de la noche en que los medo-persas se unieron para invadir y aplastar las fuerzas del imperio babilonia, setenta años después de Nabucodonosor.

·         En el capítulo 6 se da testimonio de la fidelidad de Daniel a su Dios, así como del triunfo de una vida de oración que culminó con la victoria del profeta, protegido por la mano de Dios en el foso de los leones.

2. La segunda sección del libro presenta las visiones apocalípticas de Daniel, pero éstas también contienen mucha información histórica, tan exacta, que para algunos resultas increíbles.

·         En el capítulo 7 el profeta describe la visión de las cuatro bestias, las cuales representaban exactamente los mismos reinos que Dios le había revelado a Nabucodonosor en el sueño del capítulo 2.

·         El capítulo 8 contiene la visión del carnero y el macho cabrío, los cuales representan los reinos de Medo-Persia y Grecia, respectivamente.

·         En el capítulo 9 vemos la visión de las setenta semanas de años.

·         Los capítulo 10-12 contienen profecías que anunciaban desde el futuro cercano de Israel, comenzando con los medo-persas hasta Antíoco Epífanes. Esta sección describió anticipadamente un periodo de doscientos años de luchas entre Egipto y Siria bajo los reyes seléucidas. Además, estas mismas profecías adquieren un carácter de “doble referencia”, porque predicen los eventos escatológicos de la tribulación, la última de las setenta semanas. Estos son los siete años que transcurrirán entre el rapto de la iglesia y la manifestación de Jesús como Rey de reyes y Señor de señores.

Tema del libro: Dios está en control. Él lo sabe todo y tiene control de todos los sucesos en el mundo.

Autor: Daniel el profeta. Daniel era tribu de Judá, probablemente miembros de la familia real (1:3-6). Cuando aún era muy joven fue llevado cautivo a Babilonia en el año tercero del rey Joacim (2 Cr.36:4-7), y ocho años ante de Ezequiel. Junto con otros tres jóvenes fue colocado en la corte de Nabucodonosor a fin que obtuviera una preparación especial en al educación de los caldeos. Allí llego a uno de los puestos más elevados del reino, una posición que retuvo durante el gobierno persa, que siguió al babilónico. Profetizo durante todo el cautiverio, siendo su última profecía dada durante el reinado de Ciro, dos años antes del regreso de la nación a Palestina. Por causa de su vida intachable en medio de la corrupción de una corte oriental, es uno de aquellos mencionados por Ezequiel como ejemplos sobresalientes de piedad. El profeta Ezequiel da testimonio de la sabiduría de Daniel (Ez.28:3).

A quién se le escribió: A los cautivos de Babilonia y todo el pueblo de Dios en todo el mundo.

Fecha: Desde Nabucodonosor a Ciro, abarcando un periodo de unos setenta y tres años, desde 605-535 a.C.

 Personajes del libro: Daniel, Nabucodonosor, Sadrac, Mesac, Abednego, Belsasar, Darío y Ciro. Predicciones de Cristo como Mesías.

 

 

 

 

 

 

Volver a estudios bíblicos